MAS TRABAJO Y MAS OPORTUNIDADES


Presente un proyecto de ley para llevar beneficios impositivos a las empresas que contraten personal con discapacidad. Le damos beneficios reales a quienes apuesten por la inclusión en el sector privado.

LA HONORABLE LEGISLATURA DE TUCUMAN SANCIONA CON FUERZA DE LEY

ARTÍCULO  1.- Las empresas privadas de cualquier rubro que incorporen como empleados a personas discapacitadas, que reúnan condiciones de idoneidad para el cargo al que fueron convocadas, en una proporción no inferior al cuatro por ciento (4%) de la totalidad de su personal contratado, gozarán de una reducción porcentual del pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos mientras se mantenga dicho porcentaje.

ARTÍCULO 2. El porcentaje a reducirse será el equivalente al veinte por ciento (20 %)  del total de lo declarado por cada periodo. En ningún caso, el monto a deducir sobrepasará el impuesto determinado para el período que se liquida, ni tampoco originará saldos a favor del contribuyente. Quedan excluidas en esta norma las personas Discapacitadas que realicen trabajos a domicilio.

ARTÍCULO 3. – Las empresas, para obtener el beneficio de reducción impositiva mencionado en el artículo anterior, deberán poner a disposición de la autoridad de aplicación el detalle del personal discapacitado que presta servicios en su empresa, y acreditar que cumple con el porcentaje indicado en la presente ley. La autoridad de aplicación efectuará el control del cumplimiento del cupo establecido por este artículo. –

ARTÍCULO 4. – El beneficio propuesto no exime a los contribuyentes beneficiados de la obligación de la presentación de sus respectivas declaraciones juradas y del cumplimiento de sus deberes formales, pudiendo la Dirección General de Rentas aplicar las multas y/o sanciones que estime pertinentes. –

ARTÍCULO 5. – A los efectos de esta ley se considera persona con discapacidad a todos aquellos que sufran una restricción o ausencia permanente de la capacidad para realizar una actividad, dentro del margen que se considera normal para un ser humano, ya sea que se trate de una alteración funcional permanente o prolongada, física o mental que, en relación a su edad y medio social impliquen desventajas para su desarrollo personal, integración familiar, social, educacional o laboral. –

ARTÍCULO 6. – Sera autoridad de aplicación de la presente ley, sus modificatorias y leyes concordantes, el “Consejo Provincial para la Integración de Personas con Capacidades Diferentes”.

ARTÍCULO 7. – La autoridad de aplicación podrá, a pedido de las empresas que así lo requieran, certificar en cada caso la discapacidad. Asimismo, podrá indicar que tipo de actividad laboral o profesional pueden desempeñar, considerando su capacidad residual. –  

ARTICULO 8.-   Comuníquese. –

FUNDAMENTOS.

El último Censo Nacional de 2010 indica que en la Argentina hay más de 5 millones de personas con discapacidad. Según la Encuesta Nacional de Personas con Discapacidad (ENDI), el 75% de las personas con discapacidad en edad laboral no trabaja. En otras palabras, en Argentina hay casi 2 millones de personas con discapacidad entre los 14 y 65 años que no tienen empleo.

Las barreras para la inclusión laboral de las personas con discapacidad son diversas e incluyen factores físicos, culturales, políticos y legales.

Existen tanto barreras internas de las empresas, por ejemplo, espacios arquitectónicos poco accesibles o preconceptos sobre el desempeño y habilidades de las personas con discapacidad, como también barreras externas a las empresas, por ejemplo, obstáculos en el sistema educativo formal y la desconexión entre la oferta y la demanda laboral. Pero sobre todo existen barreras sociales, ya que la mayoría de las personas con discapacidad se sienten discriminadas en el momento de buscar trabajo.

Siendo parte de mi labor como representante del pueblo, analizar las distintas problemáticas que atraviesan todos los sectores de la sociedad y generar opciones que puedan simplificar o mejorar la calidad de vida de aquellos que atraviesan dificultades, es que planteo este proyecto de la ley, ya que distintos estudios y encuestas basadas en las experiencias de empresas y sectores que han contratado a estas minorías,  demuestran que las personas con discapacidad desarrollan un alto compromiso con las tareas asignadas y una gran eficacia en las labores encomendadas.

             Asimismo, debido a las escasas posibilidades de conseguir un puesto de trabajo, tienen un bajo índice de rotación y una preocupación por cuidar o mantener el trabajo que tanto les costó conseguir, redundando en un beneficio para ambas partes de la relación laboral.

          Por otro lado, atento a la situación de pandemia y la consecuente crisis económica que atraviesa nuestro país, se busca otorgar un beneficio a aquellas empresas que posean una visión y un grado amplio de integración respecto de su estructura y que posibiliten la incorporación de personas con discapacidad.

Por las consideraciones expuestas, solicito a mis pares acompañen con su voto favorable el presente Proyecto de Ley. –

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *